Informacion General


La nutrición es un factor clave para llevar y mantener en un buen estado de salud al ser humano. El proceso alimentario es mucho más que un vehículo para llevar los nutrimentos indispensables al organismo. El alimento es un satisfactor básico, pero el acto alimentario conlleva elementos psicológicos, emocionales y sociales que contribuyen de manera casi tan importante como el alimento mismo para el cuidado de la salud humana.

Hoy en día, México atraviesa por una seria problemática respecto al estado nutricional de sus habitantes. Por una parte, en 2010 encabezaba a nivel mundial las listas de obesidad en la edad adulta e infantil, según la OCDE (Organización para la cooperación y el desarrollo económico), reflejando que el 30 % de los mexicanos padecía obesidad, y cifras aún mayores sobrepeso.

Esto llevara a la población mexicana a tener todavía más problemas crónicos de salud como son la hipertensión y la diabetes. El ejercicio es la manera perfecta para combatir este mal pero México está en el séptimo lugar según la Organización Mundial de la Salud en países con menor actividad física

Por otra parte, aunque las políticas de salud pública en nuestro país han permitido una disminución sustantiva de los porcentajes de desnutrición infantil, todavía en el medio rural de los estados del sureste de México, incluido Campeche, el problema de la desnutrición sigue siendo relevante.

Ante este panorama, se hace cada vez más necesaria una pronta intervención nutricional a nivel primario y secundario, que permita actuar desde la infancia en la formación y educación nutricional de mexicanos más sanos.

No menos importante es también abordar la nutrición desde otras vertientes, considerando la gran importancia terapéutica que conlleva al lado de la farmacología, en el tratamiento de diversas patologías que van desde el síndrome metabólicos hasta las enfermedades carenciales, sin olvidar los trastornos del sistema digestivo. Y de este último caso se desprenden también otras vertientes de gran importancia, como el manejo de los servicios de alimentación (cada vez más extendidos en nuestro país), la tecnología de alimentos y la elaboración de nuevos productos, la sanidad alimentaria, entre otros.

Asimismo, y retomando la cuestión preventiva, no debemos perder de vista la importancia motivadora que el nutriólogo tiene en los programas de salud integral y promoción de la actividad física. Ya sea desde la vertiente de la educación nutricional comunitaria, o desde la consultoría y asesoría privada, el nutriólogo es un miembro fundamental del equipo de salud, cuya presencia se hace particularmente necesaria debido a las circunstancias nutricionales que hoy en día imperan en nuestro país.